lunes, 23 de enero de 2012

IPC, salario mínimo interprofesional (SMI) e IRPF para 2012

Vamos a ver algunas de las cosas que han variado en este nuevo año 2012. En la última entrada estuvimos hablando sobre el IPC (Índice de Precios de Consumo) y su reflejo en la nómina. Ya sabemos el porcentaje que debe aplicarse sobre nuestro sueldo, o mejor dicho sobre los conceptos que así lo establezca el convenio colectivo que nos aplican. Podemos echarle un vistazo a la entrada anterior para refrescar la memoria.
A continuación voy a hacer un pantallazo de la página del Instituto Nacional de Estadística (INE) dónde se puede observar a nivel estatal y por comunidades autónomas la variación del IPC del mes de diciembre de 2010 a diciembre de 2011 (pincha en la imagen para verla más grande).




Observamos que a nivel nacional –para evitar equívocos hago el inciso de que nos referimos a España- ha variado un 2,4%. Sólo coincide con la comunidad de Aragón y Extremadura, el resto son diferentes. Dependiendo del convenio que nos apliquen, se podrá hacer una media con el nacional y el de nuestra comunidad autónoma o directamente aplicar el de la comunidad autónoma o incluso provincial (no voy a extenderme mucho sobre este apartado, ya que se comentó en la entrada anterior). Por ejemplo, para el Principado de Asturias la variación ha sido de un 2,7% (la más elevada), frente a la de Melilla que ha sido de un 1,5% (la más baja).

¿Qué conclusión podemos sacar? Que nunca llueve a gusto de todos. El trabajador de Melilla se quejará porque su incremento sólo es del 1,5%, mientras que el empresario de El Principado de Asturias se quejará por tener que asumir el 2,7%, prácticamente el triple que el empresario de Melilla. Aquí es cuando tenemos que valorar aspectos como el nivel de vida de un sitio u otro. Como por ejemplo cuando nos cobran casi 3 euros por tomar una cerveza en una terraza enfrente de la Sagrada Familia en Barcelona, frente al euro que nos cuesta tomar una cerveza en un bar de Valdeande (pueblo de la provincia de Burgos) que hace 15 años todavía pasaba un señor con un carro tocando la trompeta a las 7 de la mañana recogiendo la basura.
Este tipo de cosas son las que provocan estas diferencias.

Pasemos a ver cuánto ha aumentado el SMI (sueldo mínimo interprofesional) en España para 2012. Según el Real Decreto 1888/2011, por el que se fija el salario mínimo interprofesional para 2012 -se adjunta: http://noticias.juridicas.com/base_datos/Laboral/rd1888-2011.html-, en el segundo párrafo dice: “Las cuantías para el año 2012 suponen el mantenimiento de las vigentes durante 2011, una vez tomados en consideración de forma conjunta todos los factores contemplados en el citado artículo 27.1 del Estatuto de los Trabajadores.
Resumiendo, que el SMI para 2012 no sube. Se queda “congelado” en los 641,40 euros mensuales de 2011. Podemos verlo en el artículo 1 del citado Real Decreto 1888/2011.

A partir del 1 de febrero de 2012 nos aplicarán las nuevas retenciones motivado tal y como leemos en la página de Hacienda: “medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público, establece un gravamen complementario a la cuota íntegra estatal en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que resulta de aplicación en los periodos impositivos 2012 y 2013.

Fijémonos en lo de: “medidas urgentes […] para la corrección del déficit público, establece un gravamen complementario […] en el impuesto del IRPF […] en los períodos 2012 y 2013.” Como siempre, nosotros mismos los trabajadores, tendremos que sacar la situación adelante, apretándonos el cinturón. Ésa misma que políticos con su mala gestión se han encargado de hundir.

Hemos comentado el incremento del IPC para 2012, la “congelación” del salario mínimo interprofesional para 2012 y el aumento del IRPF. Vamos a finalizar la entrada de hoy comentando lo que viene diciendo –entre otras cosas- estos días el ministro de Economía, Luís de Guindos. El Ministro se muestra partidario de «revisar» el sistema de negociación colectiva en España, para que los salarios se ajusten en función de la productividad, y no de la inflación.
Aquí podemos leer la noticia con fecha 20 de enero de 2012: http://politica.elpais.com/politica/2012/01/20/actualidad/1327046163_436794.html

De momento sólo se trata una idea que le ronda por la cabeza, pero cuando el río suena, agua lleva. Sólo se trata de la hipótesis de un servidor, pero si llegara a aprobarse la citada medida ¿cómo se pagaría ese trabajo en función de la productividad? Esperemos que no se calcule en base al salario mínimo interprofesional, ya que en ese caso tal vez nos falten horas en el día para sacar un sueldo que dé para vivir o mejor dicho, sobrevivir.

2 comentarios:

  1. Q grandeeee primooooo!!!!

    Firmado: Rober Refó

    ResponderEliminar
  2. JAJAJA, gracias Ramón Refó, jeje.

    ResponderEliminar